"Todo lo que puedas hacer o soñar, comiénzalo. La osadía lleva en sí genio, poder y magia"

Goethe.

sábado, 8 de enero de 2011

Kai

Cruz de la VictoriaHace meses que dejamos de actualizar este blog pues deseábamos centrarnos por completo en la familia. En un día de finales de diciembre tendría que haber nacido nuestro quinto hijo...Pero Kai se adelantó dos meses y nació  para marchar a los pocos minutos...
Han sido, están siendo, meses muy difíciles para nosotros...En ocasiones la vida te conduce por senderos inesperados,desconocidos e incluso antinaturales como es el abrazar la muerte cuando esperas celebrar la nueva vida. En este tiempo he aprendido que no todo se puede tener bajo control, que hay ciertas cosas que no podemos cambiar, pero que siempre conservamos la libertad para que nuestra actitud sea de una u otra manera.
Por otro lado está la persecución del estado español a las familias que hemos optado de una manera responsable por educar a nuestros hijos en el hogar, hace poco el Tribunal Constitucional ha negado ese derecho a unos padres y no sabemos todavía que repercusiones puede traer la sentencia para la comunidad de familias homeschoolers en nuestro país. (Aquí algunos análisis de la misma)
Nosotros hemos sido citados en este año que acaba de concluir, por los servicios sociales,  la mesa de absentismo escolar de la zona  y por último Fiscalía de Menores. Según parece ha quedado demostrado que nuestros niños están perfectamente atendidos, recibiendo una educación y según nos dijo la fiscal  no volverían a molestarnos más (aunque esto fue antes de la sentencia del T.C)
Ahora, por fin y después de algún tiempo vamos a volver a la rutina intelectual, retomando nuestros trabajos con las lenguas clásicas, la lectura formal en voz alta, las matemáticas etc...poco a poco, despacio, a nuestro ritmo, con la flexibilidad que te permite el llevar personalmente las riendas de la educación de tus pequeños y con el inconveniente de que en ocasiones como esta, te gustaría poder "delegar"
Pero la vida real es así y me consuela pensar que estos tiempos estarán siendo fecundos de alguna manera para los niños aunque no estén aprendiendo tanto latín y que les quedará el aprendizaje vital. No siempre se puede seguir "como si" nada hubiese pasado. Nuestras vidas son diferentes ahora, ninguno de nosotros es ya como antes y eso se tiene que notar.
Estas Navidades que prometían ser inolvidables realmente lo han sido, aunque de telón de fondo haya estado la tristeza instalada. Decidimos "huir" del mundanal ruido, de los compromisos sociales y familiares en una aldea del norte de España rodeados de vacas, cabras, gallinas y caballos. En Cangas de Onís tomamos estas fotografías del arco romano de cuyo arco central cuelga la famosa Cruz de la Victoria.
Puente romano Cangas de Onís IJardines puente romano Cangas de Onís
Seguimos pues adelante...aunque no sea uno de nuestros mejores momentos pero continuamos... a pesar de los pocos ánimos y sobre todo a pesar del "papá-estado" al que tanto le preocupan nuestros retoños...